Morir y renacer...

Se inicia hoy una esperanzadora iniciativa, de crear una Fundacion  en memoria de mi hermano Rafael, fallecido hace un año y tanto.

Jóven dedicado a la solidaridad, social, educativa y recreativa, maestro en gastronoíia, especificamente comida Japonesa.

Apasionado por su pueblo, su gente y sus costumbres, amante de las converzaciones profundas, sobre las grandes minorias, la pobresa esperitual del ser humano, la desigualdad, el materialismo, la falta de oportunidad, etc, etc... muere con ese fin y renace con el poder y la sabiduria para hacer...

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar